Recetas para el cumple! Recetas para el cumple!

 

La cocina y los cumpleaños

 

¿Uno de sus hijos cumple años? Seguramente ya habrá planificado y organizado todo, desde los juegos hasta la partida de cada invitado. ¿Pero qué hay de la comida?

No necesita pasarse horas preparando la comida para un cumpleaños, ni gastarse el sueldo en un servicio de catering. Cuando se trata de fiestas infantiles, la variedad y la presentación son la clave.

Antes que cocinar unos pocos platos especiales, intente servir mucha variedad de platos pequeños, con comida divertida y adaptada al gusto de los niños.



Comida de cumpleaños: ¡pura diversión!

Honestamente, no importa mucho qué platos escoja, mientras que la presentación sea original y atractiva. Usted quiere que los niños se sientan atraídos por la mesa, sonrían y corran a ocupar sus sitios. Muy bien... ¿cómo se logra éso?

1. Mucho color - Ponga un mantel colorido, globos, fuentes de colores, etc.

2. Mucha variedad - Sirva muchas bandejas pequeñas con una selección de distintos alimentos como frutas cortadas, crackers, bollitos pequeños, rollitos de frankfurt, queso, etc.

3. Alimentos divertidos - Puede convertir fácilmente los alimentos normales en comidas divertidas para los niños. Corte los sandwiches con moldes de distintas formas para hacerlos más interesantes, o enróllelos y dispóngalos como una Rueda de Santa Catalina; sirva copas de frutas y verduras con salsas coloridas. Adapte el tamaño de las raciones a los niños. Corte todo, desde las pizzas hasta los frankfurts, en piezas pequeñas. Ésto les hará más fácil comer y pasarlo bien.

4. Personalice - No es útil colocar tarjetas con los nombres de cada niño en el sitio destinado, ya que los pequeños correrán a la mesa y cogerán el primer asiento disponible. En lugar de ésto, ate un globo a cada silla y con un rotulador escriba el nombre de cada niño en letras grandes. Haga un juego en el que cada niño deba encontrar su sitio.

5. Mantenga el interés - En la mesa, desarrolle algún juego tranquilo, adaptado a las edades de los invitados. Los más pequeños disfrutarán de cantar o escuchar sus canciones favoritas.


Tómelo con calma, prepare muchos mini-platos, preséntelos de manera divertida, y sobre todo... ¡disfrute del día!